Zonas húmedas

Una manera de aprovechar el agua de lluvia es la creación de charcas para fomento de biodiversidad, especialmente de anfibios, peces, artrópodos y flora higrófila. Para ello necesitaremos de tres elementos: una zona de recogida de agua sin vegetación para aumentar la escorrentía; un decantador para separar los elementos pesados y una charca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *