Paisajes del agua en la España mediterránea. «Bocage», bardena y otros

22-01-2015

PAISAJES DEL AGUA EN LA ESPAÑA MEDITERRÁNEA. “BOCAGE”, BARDERA Y OTROS

En la montaña mediterránea tenemos los bocages o mosaicos, aunque la mayoría de las veces no reciben un nombre específico. Es un paisaje muy extendido en todo el Sistema Central, destacando los valles del entorno de Gredos, Guadarrama, Sistema Ibérico o Cordillera Cantábrica (vertiente sur), como los más importantes.

Destaca aquí el manejo del riego y las acequias para crear praderías tan reticuladas. Se desvían controladamente los arroyos y ríos siguiendo curvas de nivel para reconducir el agua y regar prados y pastos manteniendo el arbolado en los setos, así como el matorral. Hay una gran diversificación de medios con alternancia de pastos de siega y diente, cultivos, huertas y bosquetes, dando lugar a un armónico paisaje muy productivo, donde se genera riqueza en hábitats diversos, que de otra forma estarían cubiertos por una formación vegetal homogénea. Como resultado se origina una naturaleza muy diversificada que crea más riqueza que el propio medio natural sin el hombre, permitiendo la convivencia de seres humanos, flora y fauna silvestre.

Bardal” o “bardera” es una variante del anterior dominado por el roble rebollo o roble melojo. La gran extensión que ocupan los robledales mediterráneos (sobre todo Quercus pyrenaica), han dado lugar a unos paisajes en malla o mosaico de este tipo que en algunos lugares denominan bardas o barderas. Son un tipo de paisaje muy extendido en las montañas mediterráneas de Castilla y León.

El agua  en estas zonas se mueve por gravedad, manejando los ganaderos las caceras adecuadamente. Zonas bajas encharcadas en invierno con pastos perennes de siega, que permanecen verdes y frescos en verano (llamados también en algunos casos “bonales”).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *